Adaptabilidad de ascensores y aparatos elevadores

Los ascensores y los aparatos elevadores siempre deberían estar habilitados para todo tipo de personas, incluso para aquellas personas con algún tipo de incapacidad. Por ello, hoy, vamos a hablar cómo su  diseño debe adaptar una serie de requisitos para que sea accesible y seguro su uso.

Adaptabilidad de la cabina.

La cabina debe permitir entrar en ella a una persona en silla de ruedas y su acompañante. Por tanto su tamaño dependerá del número de puertas de las que conste y de su posición:

  • Dimensiones mínimas (según comunidades autónomas; consultar legislación):
    • Una sola puerta: 1,00 m de ancho y 1,20 m de fondo en el sentido del embarque.
    • Dos puertas enfrentadas: 1,00 m de ancho y 1,20 m de fondo
  • Dimensiones recomendadas:
    • Una sola puerta: 1,10 m de ancho y 1,40 m de fondo.
    • Dos puertas enfrentadas: 1,10 m de ancho y 1,40 m de fondo.
    • Dos puertas en ángulo: 1,40 m de ancho y de fondo.

La cabina también deberá contar con un pasamano a una altura entre 95 y 105 cm, separado entre 45 y 55 mm de los paramentos verticales. El pasamanos debe ser fácil de asir y su sección será preferentemente circular, de diámetro entre 40 y 50 mm. Dispondrá también de un zócalo de altura mayor o igual a 30 cm. Puede disponer de un banco abatible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*